Menú de navegación
Estados Unidos por carretera

Estados Unidos por carretera

Road Trip 6400Km del este al oeste.

  • César Sar el 18 Oct 2015 en , .
  • Ubicación: Cayo Hueso, Florida 33040, EE. UU.

¿Están planeando un gran viaje por carretera en Estados Unidos?

Perfecto. Es necesario que usemos la palabra ‘gran’ pues allí todo comienza o termina con ella. Les explico. Se trata de un gran país, no en vano tiene una superficie de más de 9 millones de kilómetros cuadrados. Vamos, una barbaridad. Allí viven cerca de 350 millones de habitantes y, aunque a juzgar por los grandes rascacielos de las importantes urbes pudiera parecen que viven unos sobre otros, en realidad les sobra el espacio – algo de lo que te percatas cuando comienzas a conducir.

Carretera estatal secundaria.

Carretera estatal secundaria.

¿Sabían que la inmensa mayoría de los estadounidenses no han salido jamás de su país?

Pues si, es un país con tanta diversidad que dentro de sus fronteras puedes encontrar prácticamente de todo.

Uno dato muy característico sobre lo poco que se mueven lo podemos encontrar en la figura de George W. Bush, el segundo de los Bush, que al llegar a la presidencia tan solo había salido una vez de USA y lo había hecho en su juventud al vecino país norte americano de México. Y no se puede decir que fuese un problema de dinero, al fin y al cabo pertenece a una acaudalada familia de Texas donde, por cierto, hoy en día tiene su propio museo y varias autopistas del país llevan su nombre.

‘Un ejemplo de lo poco que viajen los estadounidenses es George W. Bush, que al jurar la presencia solo había viajado una vez al extranjero’

¿Qué ver en Estados Unidos?

Es una pregunta muy difícil de responder, pues en aquellas tierras se pueden hacer cien viajes y no verlo todo. Se pueden organizar rutas míticas como la “66Route” por la carretera madre o hacer por el sur un periplo religioso. También pueden seguir los pasos de las grandes tendencias musicales: Blues, Jazz, etc… o rutas basadas en grandes películas o dejarse engullir por impresionantes urbes. Otras rutas, en el polo opuesto, para disfrutar de parques nacionales con abundante y virgen vegetación. Además, en USA hay archipiélagos como el de Hawaii o miles de kilómetros de impresionantes playas. Esto contrasta con miles de kilómetros helados en Alaska o desiertos inabarcables para la vista.

Claro que, además, también pueden organizar rutas gastronómicas. Si, han leído bien: gastronómicas. En Estados Unidos, conocido mundialmente por su comida rápida, incluso, comida basura, cuentan con 137 estrellas Michelín, frente a las 169 de España. Solo habrá que esperar un par de años más para que superen a la mayoría de los países europeos. Me encanta recordar este dato para romper algunos mitos.

‘En USA se come muy bien. Estados Unidos cuenta con 139 estrellas Michelin, España 169. En pocos años habrá más templos gastronómicos al otro lado del océano’

Carteles en las autopistas informan sobre los restaurantes que hay en la próxima salida.

Carteles en las autopistas informan sobre los restaurantes que hay en la próxima salida.

Todo eso está muy bien pero… ¿por dónde empiezo?

Un poco de por favor. ¡No querrán que les prepare todo el viaje! Mi recomendación, si es su primera vez en USA, es que cojan un buen mapa y se pongan a señalar lugares que les gustaría ver seguro. Citaré, por ejemplo, algunas maravillas naturales: Gran Canyon (el parque nacional más visitado del mundo y el accidente natural más impresionante del planeta), Monument Valley (muy cerca del anterior), Parque de Yellowstone (además de la tierra de Yogi, el primer lugar declarado Parque Nacional en el mundo y hogar de la mitad de los géiser del planeta). Más monumentos naturales son Cataratas del Niágara (para los que estén poniendo caras, estas cataratas están situadas en una localidad llamada Niágara Falls y la mitad está en Ontario, Canadá y la otra mitad en el estado de Nueva  York, Estados Unidos). Más parajes naturales son el Parque Nacional de Yosemite en California (sí, en California también nieva y mucho, no todo son playas). ¡Dios, cuanto daño ha hecho el cine con algunas etiquetas! Sin olvidarnos de los Glaciares de Montana o el Gran Tetón en Wyoming. Así podríamos estar un buen rato enumerando grandes destinos naturales en suelo norteamericano. Claro que un gran viaje por carretera en Estados Unidos puede mezclar un poco de todo. Luego les podré un ejemplo de una de mis rutas en coche por ese inmenso país.

Vale, bien… ya tengo claro qué quiero ver. ¿Y ahora?

Ahora vayan mentalizándose de que las distancias son enormes, inmensas, y que las limitaciones de velocidad son muy rigurosas. Así que si quieren ver muchas cosas, tendrán que dedicar mucho tiempo a conducir y, además, dejar tiempo para visitar lugares.

Después, tracen su propia ruta con Google Maps y unan puntos sumando kilómetros. Ojo, unan los puntos por rutas en coche, no por kilómetros en línea recta. Piensen que pueden llevarse casi un día en recorrer 600km y no les recomendaría hacer muchos más diarios. Piensen que cuando lleguen al lugar que quieren visitar deberán pernoctar allí al menos dos noches: la noche en la que llegan, un día para verlo,  y otra noche antes de seguir la ruta. Hay muchos lugares en los que necesitarán más de un día, por lo tanto, más de dos noches. Así, podrán calcular cuantos días son necesarios para la ruta. ¿Se han liado con los días y las noches? Calculen bien, que no solo es llegar al lugar, también hay que verlo.

Autopista los cayos.

Los cayos se atraviesan sobre una impresionante autopista sobre el mar.

Si quieren ahorrar un poco es mejor ser flexible

Por ejemplo: si se empeñan en comenzar por Nueva York y terminar en Los Ángeles y, además, quieren comenzar el día 2 de agosto y terminar el 1 de septiembre entonces, queridos lectores, entonces preparen la cartera. Lo que un servidor hace es pedirle vuelos a la computadora a distintas ciudades con fechas más o menos flexibles y volar al lugar donde más barato sea. A partir de ahí, elaboro la ruta. Mi último viaje lo encontré haciendo entrada por Miami y saliendo por NY pero, sin embargo, mi ruta me llevó hasta Seattle, donde dejé el coche y volé en una compañía de bajo coste hasta NY, donde pasé unos días y regresé a España con mi oferta inicial.

‘Si te empeñas en volar a un lugar concreto en una fecha determinada, prepara la billetera”

¿De este a oeste o viceversa?

Da un poco igual. Tampoco hay diferencias entre hacerlo de sur o norte o al contrario. Es cierto que si conducen de oeste a este, el sol les dará en la cara por las mañanas y en la espalda por las tardes. Si les gusta hacer fotos desde el coche, esta es su ruta. En mi ultimo road trip por USA sufrí el contraluz cada día.

Welcome Alabama

Cada estado da la bienvenida con al menos un cartel. En Alabama lo tienen claro.

El apasionante mundo del alquiler de coches en USA

Sobre esto se ha escrito mucho. Mi experiencia me dice que con cuanta más antelación se haga la reserva, mejor. Algunos meta buscadores tienen cuotas y ofertas increíbles, pero hay que leer bien la letra pequeña, pues en ocasiones incluyen lo básico y el suplemento de los seguros o impuestos locales pueden ser ya, en destino, una terrible sorpresa.

El precio de los coches de alquiler fluctúa casi tanto como el de los hoteles en función de la oferta y la demanda. Para un viaje de estas características les recomiendo no dejarlo para el final.  Si además, lo que pretenden es alquilar una caravana o una furgoneta adaptada sin baño, el factor tiempo es fundamental.

Mi consejo es que alquilen siempre el grupo de vehículo más sencillo. Prácticamente no tienen coches pequeños, así que inevitablemente les pasarán a una o incluso dos categorías superiores. Los estadounidenses parecen tenerle manía a los coches pequeños y ellos no los piden, así que sus agencias, casi no los trabajan. El 98% de los coches de alquiler son automáticos, para encontrar uno manual tendrán que pedirles un deportivo tipo Porsche o similar.

Algo que deben tener en cuenta para una ruta de costa a costa es que el precio por “deslocalizar” un coche ronda de media los 500 dólares. Claro, ustedes alquilan un coche en NY o Miami y lo dejan en San Francisco o Seattle. Siempre cabe la opción de ‘trabajar y pagar’ al rent a car y retornarles un vehículo: en muchas de sus webs hay un apartado para clientes que quieren hacerles el “trabajo” de devolverles un coche a su lugar de origen. En este caso, cobran mucho menos, pero ponen una gran cantidad de requisitos. Ellos estiman los kilómetros necesarios para devolver el coche, así que no podrán desviarse mucho para hacer turismo o pagarles cifras desorbitadas por cada km de más. También suelen condicionar las fechas de recogida y entrega. Esta opción no es muy recomendable, pero si ustedes son absolutamente flexibles, les da lo mismo hacerlo en pocos días y además pueden cuadrar los vuelos para hacerlos coincidir con las “relocalizaciones” del rent a car, háganlo… ¡Mándenme una foto para ponerla en mi pared de la fama! 😉 Ojo, conozco personas que lo han hecho, pero no deja de ser un viaje condicionado y muy light.

En USA los coches tampoco funcionan con agua… ¡por el momento!

La gasolina… ¡ese gran aliado! Aunque allí el precio se calcula por galón, les puedo decir que en verano de 2015 rondaba los 0,70 dólares el litro mientras que la media mundial estaba en 1,36 dólares el litro. En España costaba 1,49 dólares. Así que con estos precios, hacer kilómetros es realmente barato. Menos mal… ¡alguna ventaja viajera!

¿Qué carreteras usar?

Aquí, como en cualquier lugar del mundo, cuanto más pequeña la vía, más entretenida pero más lenta. En USA todas las autopistas se llaman Highways. Estas se dividen en Interestatales – vías rápidas que unen dos o más estados – las Estatales o de Condados – que se mueven dentro de un mismo estado – o las US – que son vías federales que han ido desapareciendo pero que también abarcan varios estados. Todas estas son vías generalmente rápidas y su velocidad máxima suele ser de 70mph unos 112Km/h. Están perfectamente señalizadas y, salvo raras excepciones, gozan de un excelente firme. Imposible perderse.

Historic Oregon US 30

Carteles informativos específicos en rutas históricas. Oregón US30

Dormir en ruta, dormir bien, barato y sin tiros en el motel 

La oferta para dormir en ruta, fuera de las grandes ciudades, es impresionante. La mayoría de los alojamientos los encontrarán en las inmediaciones de las autopistas. Hay incluso carteles anunciando los lugares para comer, dormir y reponer combustible que hay en cada salida. Los precios varían, pero pueden conseguir, por 35 dólares, una habitación privada con una cama de muelles – generalmente para fakires – y casi seguro en compañía del proteínico insecto residente. He pedido habitaciones en moteles de carretera en la América profunda, con cucarachas en el propio mostrador de la recepción. Lo mejor es pagar un poco más y acudir a un hotel o motel de cadena, que se cuentan por decenas. Dentro de este mundo también hay categorías, lógicamente. Generalmente, siempre que superan los 50 dólares por habitación doble y noche, podrán dormir en lugares muy decentes que suelen incluir “desayuno de papel”.

Los “desayunos de papel” son aquellos que se lo sirven ustedes mismos en vasos de papel, platos de papel y cubiertos de plástico. La mayoría de las tostadas que ofrecen también parecen de papel. Estos desayunos están estandarizados en todo el país y, aunque se paguen 200 dólares por una habitación, siguen siendo “desayunos de papel”. Sorprende que los productos se repitan una y otra vez. Es como si el mismo proveedor surtiera a todos por igual. La calidad de los mismos es escasa, baja e hipercalórica y además repleta de grasas por lo que, si encuentran alguna pieza de fruta… ¡no la dejen escapar! 😉

Un truco para encontrar buenos precios es detener el coche cerca a la hora de dormir y pedirle al móvil precios de los hoteles de alrededor o ir directamente a la recepción. ¡Se sorprenderían de la capacidad de maniobra que tienen algunos establecimientos! En las áreas de descanso de las Interestatales, por ejemplo, hay además folletos con cupones de descuento de hoteles y moteles en un radio de 100km a la redonda. Están metidos en cajas cerca de los baños del aparcamiento. Pueden usarlos al llegar a la recepción. Suelen tener ofertas muy buenas por un 20% o 30% menos de descuento.

¿Es seguro recorrer USA por carretera?

Sin duda si. Lo he hecho un puñado de veces y nunca he tenido problemas. Como con todo, evitar la noche y el alcohol ayuda. También los típicos moteles de carretera de muy bajo coste. Esos en los que en la habitación de al lado acaban de pegar un tiro a alguien, existen… ¡claro que existen! Es mejor aplicar el sentido común.

El estadounidense suele ser muy amable con los turistas en general. Si eres español es mejor que te presentes como europeo, pues en ocasiones les cuesta diferenciar a un español de un ‘hispano’ y lamentablemente son muy clasistas – ¡con lo geniales y maravillosos que son los todos los latinoamericanos! Por cierto, serán ellos los primeros en tenderle una mano en caso de tener un problema en aquel país. Encantadores.

¿Es el idioma un problema?

Rotundamente no. Se estima que en el año 2050 el español sea la lengua más hablada en USA. Con esto les digo todo. Hace años, en los estados del sur y en Florida y California era sencillo desenvolverte en español. Hoy en día, en Chicago o en Montana y Utah también podrán moverse sin usar el inglés. Allá donde vayan, sea gasolinera, restaurante u hotel, encontrarán quien hable español.

¿Cuanto dinero hace falta para hacer una gran ruta por carretera?

Esta pregunta es casi imposible de responder, pero si me tengo que mojar saquemos la calculadora tirando por arriba. Precios basados en dos personas.

30 dólares para casi un depósito de gasolina por día (que será menos seguro, pues hay días que no lo moverán mientras ven un parque nacional o visitan una ciudad).

50 dólares al día por dormir en un lugar ‘decente’, que esa categoría varía mucho según la persona.

40 dólares al día para comer y cenar sentado sin necesidad de comprar en un supermercado (aquí estoy haciendo un cálculo por lo bajo y tirando de cadenas de comida más o menos rápida).

30 o 35 dólares el alquiler diario de un coche. Lo estoy calculado con base a 30 días e incluyendo la “deslocalización”. Se puede hacer por menos, pero cuesta encontrarlo.

Si sumamos alquiler+gasolina+dormir+comer podemos rondar los 155 euros para dos personas por día. Ya les digo, esto es tirando siempre un poco por lo alto y según las personas. Se puede hacer por mucho menos. Como todo, es ponerse a quitar. Se puede comer por muchísimo menos al día si compran en supermercados. También se puede dormir por menos. En el alquiler del vehículo cuesta bajar precios y en la gasolina pueden intentar descontar los días que no llenarán el depósito. Pero me gusta llevarme la sorpresa  de que me sobran unos dólares y no al contrario. Esto sin gastar un centavo en visitas, etc…

Así fue mi mi último gran road trip por USA 

Aquí comparto con ustedes el vídeo con toda la ruta que he realizado durante el mes de septiembre de 2015. Fueron un total de 6400km desde Miami hasta Seattle. Fue un genial road trip con mi señora madre. Ella cumplió 74 años y yo un mes más tarde 40, así que decidimos celebrarlo con un super viaje juntos. También les dejo el video de presentación de la ruta, donde aparecen lo lugares por los que luego pasaríamos.
Los billetes de avión, como les comentaba antes, fueron comprados entrando por Florida y saliendo por Nueva York, aunque el coche se quedó en Seattle, Washington, al noroeste del país. Luego hicimos un vuelo interno hasta la “Gran Manzana”. De ahí regreso a España. Un mes y un día – como las condenas – pero sin lamentaciones.

Espero que esta entrada haya sido de utilidad. Si necesitan más ayuda no duden en preguntarme en las redes sociales. Es un placer compartir experiencias con todos.

Compartir es vivir. Si además lo comparten en sus redes, me animan a seguir escribiendo. Es el nuevo ciclo de la vida social. 😉 Gracias.

Compartir es vivir