El atún en adobo canario, es uno de los platos más sencillos pero más sabrosos de la gastronomía canaria. Si te gusta el ajo, el pimentón y el atún disfrutarás mucho con esta receta. Lo mejor es mostrarles directamente el vídeo, si aún así deseas tener la receta por escrito paso a paso, podrás seguir leyendo esta entrada más detallada. Como con casi todo en la cocina, es una cuestión de prueba y error, pues las cantidades pueden variar un poco en función del gusto de los comensales. En alguna ocasión he pecado de poco adobo o de elaborarlo con demasiado ajo.

 

El día que podamos oler lo que vemos en la red les aseguro que irán corriendo a por unos tacos de atún para hacerlos en adobo. Vamos con los ingredientes para dos personas o cuatro en el caso de comer poco.

  • 500 Gramos de Atún en dados
  • medio vaso de Aceite de oliva virgen
  • 1/4 vaso de vinagre de vino
  • dos puñados de sal
  • dos puñados de orégano
  • dos cucharadas de postre de pimentón de la vera
  • 1 hoja de laurel
  • 1/4 vaso de vino blaco
  • Tiempo de cococión 5 minutos
  • Tiempo de maceración 8horas mínimo
  • Guarnición ideal, papas arrugadas o papas negras hervidas o arrugadas

Lo primero que vamos a necesitar es el atún. Aquí evidentemente la calidad influye mucho, como todo en la cocina. Si tu economía o lugar de residencia no te permite acceder a un buen atún fresco siempre puedes recurrir a unos tacos congelados.

Recuerda que el proceso de descongelación es fundamental. Sacarlo de la bolsa, ponerlo en un escurridor y dejarlo en el frigorífico para que escurra la capa de salmuera que lo recubre. Si lo descongelas en la bolsa, absorberá el líquido y perderás mucho en la calidad del producto. Seguir bien las indicaciones del fabricante para la descongelación.

Tacos de atún ya cortados

El tamaño de los datos de atún va a depender del gusto, recuerda que si te pasar de fuego puede que algunos se deshagan. Así que es mejor dejarlos un poco grandes.

El ajo majado o machacado.

Muchos cocineros puristas dirán que es necesario majar el ajo en el mortero con un poco de sal gorda, en mi caso lo machaco y el resultado es el mismo. Aún así es mejor machar que triturarlo con una procesadora, ahí si se evidencia una gran diferencia. Necesitamos que sea una pasta, no encontrar trozos enteros de ajo en el resultado final.

Mezcla de vinagre y aceite con el ajo

Mezcla de vinagre y aceite con el ajo

La utilización de buena materia prima es fundamental, en este caso un buen aceite de oliva virgen extra, se trata de la parte fundamental de este adobo, así como el vinagre de vino, a mayor calidad, mejor resultado.

Batir a mano todos los ingredientes

La primera mezcla la haremos a manos, no queremos una emulsión, tan solo una buena mezcla. No hay que volverse locos batiendo.

Textura del adobo una vez mezclado.

Esta es más o menos la textura que debe tener, bastante ligado, pensemos que después vamos a sumar al atún y dejarlo reposar, o mezclamos en o se separará el aceite del resto vinagre y del vino.

Atun en reposo

El tiempo de reposo va a depender de la prisa que tengas, así que mi recomendación es una noche completa en la nevera, bien tapado. Observa que debe casi cubrir, muévelo un poco con una cuchara antes de ponerlo a macerar. Necesitamos que se mezcle bien para que cada taco absorba todo el sabor. También puedes ir moviéndolo con cuidado para ciertas horas, pero ojo que no se te rompan.

Reservar tacos una vez macerados

Una vez macerado vamos a separar y reservar con cuidado los tacos, no hace falta que estén perfectamente escurridos, pero tampoco queremos dejar demasiado ajo con ellos. Con unas pinzas, algo de paciencia y unos pequeños gestos para escurrir bien será suficiente.

Batimos para emulsionar.

Ahora sí que nos vamos a servir de un brazo para la mezcla casi definitiva, ahora necesitamos una emulsión pues será lo que dé consistencia a nuestro adobo y no encontrar un atún bañado en una salsa sin ligar.

El adobo ya emulsionado.

El cambio en la textura es evidente. Aquí es cuando vamos añadir el vino blanco, pero luego lo terminaremos de mezclar a mano, justo antes de ponerlo a fuego. Facilitará la evaporación del alcohol y le dará un punto muy rico. Un blanco seco es perfecto para esta receta.

Mezclamos nuevamente para cocinar.

Ahora ya solo queda poner los tacos de atún en el interior de una cacerola no muy grande y añadir nuestra emulsión. Seguimos manteniendo nuestra hoja de laurel. Lo vamos poner al fuego cinco minutos una vez llegue a ebullición y lo mantendremos así a fuego medio y tapado.

Lo podemos a hervir flojo 5 minutos.

Para moverlo es mejor que des unos meneos a la cacerola, no metas cucharas de metal ni tampoco de palos de madera, muévelo con la muñeca un poco para hacer que termine de ligar y mezclar. En este punto retiramos del fuego y dejamos tapado un poco más. Se come al instante con unas buenas papas negras, arrugadas o hervidas de manera convencional, eso sí, con piel. Lávalas bien antes de hacerlas.

Detalle del atún preparado.

Espero que disfruten esta receta sencilla, muy famosa en Canarias y que tiene muchas variantes, esta es la mía, pero hay otras muchas igualmente deliciosas. Buen provecho y recuerden que compartir es vivir.

Una receta sencilla y muy rica.

Compartir es vivir

Deja una respuesta

Su dirección de e-mail no será revelada. Los campos requeridos están marcado con un asterisco.