viajando con covid y mascarilla

Ha tenido que llegar el mes de diciembre para realizar mi primer vuelo intercontinental desde el inicio de la pandemia, que no del año. Son muchas las personas que me han preguntado por cómo es la experiencia de meterse en un avión y cruzar uno de los océanos.
Los vuelos en cuestión han sido, Madrid – Santiago de Chile, por 12h36m y regreso por 12h45m, o lo que es lo mismo, salir en un otoño y aterrizar en una primavera y viceversa. Me encantan esos cambios estaciones pues en Madrid andaba con plumas y en Santiago en mangas de camisa. Pero vamos al tema y con eso unas consideraciones y consejos de viajes en tiempos de covid. Además te recuerdo que en mi canal de Youtube tienes un reportaje completo en vídeo.

Consejos para viajar en pandemia

Ahora para viajar toca estudiar un poco

Cada país tiene sus propias reglas y requisitos, cada aerolínea las suyas, se trata de casarlo todo y ver si cumples con los requisitos y por lo tanto si puedes viajar. Consejo, lee, busca la información oficial, no te dejes influir por lo que te envían en un whassap, he visto a gente cancelar viajes que podían hacer porque no leyeron. La mayoría de las aerolíneas te proporcionan links fiables con los respectivos gobiernos. Hay que actualizar esta info pues es bastante variable. Te dejo aquí un ejemplo de Skyscanner, donde poniendo punto de origen y destino te cuenta las condiciones vigentes, aún así, no es una biblia, pero te servirá para hacer un primer estudio.

¿Y si me cancelan el vuelo?

Consejo, si las normas del país cambian, las aerolíneas europeas están obligadas a compensarte, suele ser con un bono por el valor del vuelo para usarlo en lo siguientes 12 meses. Un cambio de fecha en los mismos trayectos o un reembolso del dinero, en este último caso, tarda pero están cumpliendo.

Lateral del Iberia A350
Fuselaje A350 de Iberia

Las normas no son iguales para todos

Ten en cuenta que lo que para unos ciudadanos puede estar cerrado para otros puede estar abierto, es decir, durante algunas semanas un madrileño no podía volar Londres sin PCR o cuarentena de 14 días pero yo como residente en Islas Canarias si disponía de lo que se llamó un corredor seguro y permiso sin presentar PCR ni hacer cuarentena. Pero si mirabas la información general en algunos medios de comunicación se decía, “los españoles tienen restricciones para viajar a UK”. Error, información incompleta, la búsqueda de la información oficial, la lectura al detalle y la comprensión lectora es fundamental, también en esto.

Algo parecido ocurrió cuando el Gobierno de Canarias declaró el cierre de Tenerife, así, tal cual. Dieron una información y obviaron otra, las medidas iban encaminadas a restringir la movilidad de los residentes en las islas, pero nunca estuvo cerrado a los extranjeros que fueran a Canarias, también Tenerife, y se alojaran en un hotel. Jet2Go canceló incluso vuelos por la confusión. Los turistas pueden seguir llegando presentado una PCR en el hotel, nada más. Así que un artículo de “Preferente”, Tenerife, cerrada para nadie, explica bastante bien la situación vivida con la información confusa.
Tampoco estuvo nunca, ni en los peores tiempos de confinamiento, cerrado el país para un residente. Es decir, ninguna nación seria cierra las puertas a sus ciudadanos, otra cosa es que te puedan poner en cuarentena, pero nunca negarte la entrada.

Sentado con la mascarillas en tiempos de Covid
Vuelo de ida, Madrid a Santiago de Chile

¿Pero cómo son estos largos viajes en concreto?

Ya, vamos que te leo con impaciencia. Los vuelos intercontinentales no distan mucho de los trayectos cortos pero sí son algo más incómodos. Me explico. Ahora más que nunca hay que llegar con tiempo a los aeropuertos, cada uno es un mundo y puedes encontrarte con más controles o que los puntos de acceso sean menores y por lo tanto más colas.

En este caso, España a fecha de mi vuelo no tenía restricciones para salir hacia Chile pero el maravilloso país del cono sur si tenía condiciones para los residentes en España. El primer filtro fue en la T4, Ibera, antes de permitirme embarcar en su flamante A350 nuevecito, comprobó que cumplía con las condiciones del país en destino, es decir, le estaban haciendo una primera criba a las autoridades del país de la palta (aguacate).

La primera era ser portador una prueba PCR negativa con menos de 72h respecto a la hora de llegada al país. La segunda tener contratado un seguro de salud que cubra expresamente Covid con una cobertura mínima de 20.000 dólares americanos y en tercer lugar una declaración jurada en la página oficial del ministerio de salud de Chile. Eso lo comprobó el personal de tierra de la aerolínea en la propia puerta de embarque, uno a uno, santa paciencia. Así que ve con tiempo, llega con tus papales en regla o te quedas en tierra. Luego no vale eso de… ahhh… es que no sabía!.

Fila de embarque en tiempos de Covid
Embarcando por filas y previo control de requisitos exigidos por Chile

Una vez dentro del avión

Los aviones han sido desinfectados y los protocolos extremados. Ojo, aquí no encontramos a la tripulación de cabina vestidos con trajes tipo E.T., como en muchas aerolíneas asiáticas y árabes, simplemente van con mascarilla. Ten en cuenta que las aeronaves renuevan el aire de la cabina por completo cada 2 minutos y que re-circula de arriba abajo, y que esto lo convierte en el transporte colectivo más seguro. Yo sinceramente tengo más miedo al visitar un supermercado que cuando vuelo en avión.

Las aerolíneas más serias, tipo Iberia, anuncian que los pasajeros no pueden cambiarse de siento sin comunicarlo con el personal, pero haciéndolo te permiten cambio. Es más, los vuelos de largo radio, aún no van completos del todo y la tripulación incluso te propone cambios si coincide que en tu fila van 3 juntos y desean ir más cómodos y más seguros. En mi vuelo de ida, iba en pasillo y otra pasajera en venta y el medio libre, en el vuelo de vuelta iba con tres asientos para mí.

Más cambios son, que dedican un lavabo exclusivo para tripulación y que te asignan lavabo por tramos, que puede ser el que esté delante o detrás del tramo en el que vas sentado. Toallas húmedas no solamente al llegar sino durante todo el vuelo. Si lo pides, te ofrecen mascarillas.

Comida de un avión en tiempos de Covid
Aunque en apariencia la comida podría parecer igual en clase turista, no lo es.

Y la comida a bordo

Los servicios de comida se han visto reducidos, a mi parecer la calidad también, creo que esto responde más que al Covid, a las consecuencias económicas de la pandemia, no cubren en muchos casos costes. Hacía tiempo que no comía tan mal en un vuelo de Iberia, todo hay que decirlo. Siempre te recuerdan que solamente te puedes retirar la mascarilla para comer, así que tampoco demores mucho, mi consejo es que no pases horas comiendo pistachos con tal de salvarte de la mascarilla, si no respetas tu salud, por lo menos respeta la mía. Gracias.

Comiendo de viajes en tiempos de Covid
El sanck, es fotogénico, eso sí.

La vida a bordo cambió

Antes lo común en un vuelo de largo recorrido era levantarse varias veces, además de para ir al servicio, para estirar las piernas y otras articulaciones. Algo que es altamente recomendable, sobre todo en personas mayores o con problemas de circulación. Esto ha cambiado, si bien no lo prohiben, piden que se evite, pues ahí es donde se producen más contactos entre pasajeros, aunque no quieras, al atravesar el pasillo de un avión, estás pasando a menos de medio metro de decenas de pasajeros sentados en ambos lados del pasillo.

El embarque y desembarque

Antes de la Covid muchas aerolíneas ya realizaban en el embarque por filas para optimizar los tiempos en relación al número de personas colocando su equipajes de mano en los compartimentos superiores, eso se mantiene, ahora por el Covid, pero además se ha implementado salir por filas al desembarcar, los más cercanos a la puerta de salida primero y después el resto correlativamente, hasta que los pasajeros delante de tí no se mueven para salir no debes ponerte en pie para sacar tu equipaje y avanzar por el pasillo. Algo sencillo que cualquier niño de kínder entiende y que en todos los vuelos hay pasajeros que se saltan. Lo he sufrido decenas de veces en tos los vuelos que he usado desde el inicio de la pandemia.

Viajes con Covid
Llegada a Madrid, desembarque sin ley, después en el desembarque en Tenerife todo ordenado.

Cada aeropuerto es un mundo

Al igual que cada país o cada aerolínea, cada aeropuerto es un mundo en sí, incluso dentro del mismo territorio nacional. En algunos aeropuertos te toman la temperatura al entrar a la terminal, en otros al salir, en algunos en ninguno de los casos, aeropuertos donde piden tarjeta de embarque para entrar y otros en los que no. Los niveles de seguridad en el control de personas y equipajes también es distinto, algo que ya ocurría anteriormente a la pandemia. Ejemplos, en Chile quieren que todo vaya dentro de tu bolso para pasar el scanner y admiten botellas de agua, en España quieren ver tu ordenador fuera y otros objetos electrónicos y bolsas con líquidos y ni hablar de botellas de agua.

20 minutos de información y consejos prácticos

Compartir es vivir

Deja una respuesta

Su dirección de e-mail no será revelada. Los campos requeridos están marcado con un asterisco.